Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Los bolsos de Giovanna Battaglia

Siempre he dicho que quien tiene ascensor no utiliza las escaleras, y no es que esta muchacha no se lo haya currado para llegar hasta donde esta, pero no es lo mismo que yo me ponga a diseñar bolsos y colapsar facebook subiendo fotos, que pertenecer a una familia de artistas, y ser la hermanísima de Giovanna Battaglia, vaya que unos cuantos escalones se habrá ahorrado. Ya desde pequeña a Sara Battaglia le interesó el diseño y la moda, pero después de unos años de estudios de diseño en la escuela de arte, decidió que lo que quería era trabajar. Así que se puso en manos de una marca de accesorios donde aprendió sobre diseño, materiales y fabricación, hasta conseguir lo que siempre deseó, crear su propia marca de bolsos; su hermana los lleva luciendo desde hace ya algunos años y desde entonces su camino ha sido imparable.

Eso sí, ella no se corta un pelo, y si tiene que hacer ella misma de modelo como la mismísima Linda Evangelista, pues se hace,  a mi personalmente me han encantado más de…

Estilo Lady

Sí, hace ya unos meses que lo estamos viendo venir por alguna que otra pasarela, pero después de ver los modelitos que se han puesto para la ocasión el famoseo vario para la semana de la moda de Nueva York, y la que acaba de empezar en Londres, todo esta más claro, las faldas que más han triunfado, además de las de tubo, vienen con un airecillo al más estilo años cincuenta, media pierna, que dependiendo de la altura de cada una puede que nos llegue hasta los tobillos, plisadas, vuelo o doble capa. Dejemos a un lado por un momento la tristeza que inunda las tiendas esta temporada, tanto cuadro ¡otra vez! y tanto zapato que más de uno me ha parecido horroroso de la muerte, para ver lo que ya llevan ellas, las que anuncian lo que nos pondremos la próxima temporada. Lo mejor con este tipo de largo y corte para no acabar pareciendo la monja María de Sonrisas y lágrimas, ni chica como un tapón de alberca, es alegrar la cosa con unos buenos tacones, yo prefiero sandalias a zapato cerrado, y lo…

El armario perfecto

Si a estas alturas de la película me pongo a decir que vivo rodeada de armarios y vestidores (y ningunomío), que después de venga dar la vara con la moda, lo que me gusta o se lleva, puede sonar a coña si digo que la mayor parte del tiempo me la paso haciendo distribuciones de cómo será el armario perfecto para los demás. Eso sí, ninguno sale por la puerta sin su dibujo con la  ropa ¡y hasta las perchas!, que una lleva la moda en vena. Para mí no existe el cambio de armario, cuando era chica y mi madre nos hacia cambiar la ropa, lo odiaba, así que de mayor y con la suerte de tener más espacio, decidí tenerlo todo a mano, que tampoco hay tanto. Siempre me gustó la organización y distribución de un armario, así que cuando me di cuenta que no se me daba tan mal, no necesito abuela, me lancé de lleno, y llegó un momento, hace muuuuuchos años, que hasta conseguí lo que quería, estar contenta con el trabajo de distribuir y diseñar armarios-vestidores. El mundo de los armarios ha cambiado, y mu…

Los diseños de Nina Berenato

Supongo que si tras la tormenta llega la calma, después de tanto pedrusco de colores, insectos enormes, y cadenas al cuello, del que me he convertido en una adicta total, volverán los tiempos minimalistas, esos en el que los dedos los llenábamos de finos anillos y los colgantes se convertían en un quiero y no puedo, eso sí, seguro que nos cuesta trabajo volver a la normalidad. Nina Berenato pasó de ser una asesora y estilista de moda en los Estados Unidos, al mundo del diseño de joyas. Heredó su amor a la joyería por su abuela, que siempre llevaba puestas pulseras y collares, y después de realizar prácticas en un estudio de joyería durante un año, debutó con su propia firma,  Psyche Jewelry  creada en 2012 y que realiza desde su taller situado en Brooklyn.

Tal vez minimalista no sería el adjetivo que mejor la describiría, pero algunos de sus diseños sí que dan la sensación de algo etéreo y hasta con un toquecillo vintage (yo he llegado a un punto que veo vintage por todos lados), aunque…